precipitado y vuelto a la cornisa

jueves, diciembre 17, 2009

Los censores


Después de una velada que se extendió hasta las tres de la mañana con la excusa de expresar las opiniones que cada uno bltuvo al leer lo último de mi producción, resuno que tengo críticos de lujo. De lujo no sólo por el aporte que ha sido muy bienvenido y que ya me ha puesto nuevas ideas en la cabeza, sino también por el empeño y el cariño con que abordaron la tarea, o el esfuerzo si vamos a decir que el manuscrito tenía solamente una pasada de corrección somera.

Mis críticos hicieron apuntes para no olvidar sus apreciaciones, hasta investigaron en internet la veracidad de algunos personajes con raros peinados nuevos, y opinaron y discutieron alrededor de una mesa en la que fueron convidados, no intencionalmente?,con delicias que los tentaran a expresar solo comentarios de alabanza. Pero a pesar de presentar nuevos platos antes de que pudieran terminar los anteriores, mis críticos no cedieron ante las tentaciones y hablaron con honestidad marcando los desaciertos, rescatando las virtudes, y como si esto fuera poco, largando algunas ideas para el pulido necesario.

Yo estoy de más agradecido. Por lo serio de la tarea, y por poder tenerlos cerca como amigos.

5 Comments:

Blogger Proyecto María Castaña said...

Se agradece cada una de tus palabras. De todos modos, si me permitís, por mail te voy a ir haciendo llegar esas anotaciones que hice al margen del manuscrito y que en una charla colectiva no pude expresar puntualmente.
Lo mejor que puede tener un escritor a su lado son amigos buena gente y honestos que construyan con él esa hidra de mil cabezas que suele ser una novela.
Gracias de nuevo por los halagos, un beso grande.

11:12 p. m.

 
Blogger Silvio said...

Claro que tus anotaciones son bienvenidas. Las espero ansioso.

1:36 a. m.

 
Blogger Hernán Schillagi said...

Amigo: realmente la noche fue pletórica. No me dejó de sorprender lo buen anfitrión y cocinero que es Ud. (aunque lo trate de "usted", no me confunda con Tofito, jaja!).

Por otro lado, "hojear" cada uno de sus platos fue una extensión del plato fuerte que era su novela recién salida del horno. Que dicho sea de paso se metió en el horno de nuestras lenguas afiladas. Pero sí puedo decirle que cada uno de los aportes son una propuesta honesta de trabajo.

De más está decir que -más allá de cierto "sacrificio" de leer una novela sin corregir- es un privilegio estar entre los "censores" elegidos.

1:08 p. m.

 
Blogger PAOLA said...

Mi estimado, por lo que veo es Ud anfitrión, cocinero y excelente escritor, un lujo que se haya posado en mis laberintos, y es bienvenido cuando guste
Yo estoy ausente con permiso porque la costa atlántica en esta época es un caos de trabajo, así que le mando un salado abrazo, y espero retomar contacto prontito

3:25 p. m.

 
Blogger PAOLA said...

FEliz año nuevo y todo lo mejor

2:52 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home